El siguiente en la fila

Para los que hemos trabajado en oficinas la mayor parte de nuestra vida laboral, sabemos que nuestro escritorio es como nuestro compañero de alegrías, éxitos y desgracias en el trabajo.

Los muebles para oficina, además de crear un estilo o identidad para la empresa, representan un hábitat para los empleados.

escritorios viejosEl primer escritorio que ocupamos, invariablemente lo recordaremos. Yo lo recuerdo y aunque nos hayan asignado el escritorio más maltratado, viejito o que le falte la chapa o una de las patitas de goma y se tenga que usar algo para nivelarlo, es el lugar en donde haremos los pininos.

Igual que para el primer día de clases, nos dan lápices, goma, una engrapadora o algún otro artículo de papelería que seguramente se ocupará en el trabajo y esos cinco o seis objetos serán el contenido de los cajones del escritorio.

Actualmente, esa versión se modernizó, ya que ahora es más probable que nos asignen un lugar con una computadora que tiene menor capacidad o a la que se le atora una tecla.

Con el tiempo, ese escritorio se comienza a llenar de unos cuantos papeles, una carpeta con documentación o manuales de procedimientos que hay que leer.

Después de algunas semanas, aparecerá algo que se quedará fuera de los cajones, un portarretrato, un florero, un bote con lápices, o una charola para organizar papeles y ahora entiendo el por qué tenían tres charolas, no más ni menos.

Después de algunos meses, seguramente la revolución hará justicia y llegarán muebles nuevos, que no necesariamente nos serán asignados pero sí habrá algunos cambios y nos tocará desocupar el escritorio anterior y recibir uno mejor.

Vendrá el tiempo de reacomodo y si con el anterior pasamos algunos meses, aprenderemos lo que significa un hábito.

En los primeros días descubriremos las ventajas del nuevo escritorio o del nuevo lugar en que trabajaremos.

De repente, llegará alguien nuevo a la oficina y entonces nos dejaremos de sentir los “peques de la empresa” y habrá alguien a quien hacerle las preguntas obligadas, a menos que el o la nueva integrante tenga una jerarquía mucho mayor a la nuestra y sigamos en ese estatus.

Los cumpleaños en las oficinas son celebrados tarde o temprano y en caso de no poder ocupar una sala de juntas para el festejo, alguno de los escritorios será idóneo para colocar el pastel y posiblemente unos bocadillos para cantarle las mañanitas al festejado. El bote de basura correspondiente quedará copeteado, junto con otros cercanos.

Las fiestas de temporada, como el día de la amistad, las fiestas patrias y el fin de año también tienen su momento en las oficinas.festejos de oficina

Algunas oficinas no adornan de acuerdo a la temporada, pero nuevamente los muebles para oficinas salen al quite.

No faltará una taza con adornos del 14 de febrero y unos caramelos dentro, para compartir. Tal vez surjan las banderitas con una ventosa para detenerlas sobre el escritorio, el CPU de la computadora o el monitor.

Tampoco faltarán las arañas de hule para el día de muertos y finalmente un arbolito de navidad en miniatura o algún pequeño Santa Claus.

Todo esto va formando el ambiente de la oficina a lo largo del año, hasta que otro año comienza y la obra se repite, tal vez con algunos nuevos actores.

Así pasa el tiempo en la oficina, hasta que en algún momento, nos toque cerrar un ciclo y dejar un espacio para el siguiente “novato”.

La mejor forma de invertir en tu futuro

¿Cómo imaginas tus días de retiro? ¿Qué esperas de esa etapa posterior a la vida de trabajo y esfuerzo? Te confieso que a mí no me agrada mucho la idea del “retiro”, porque mi actividad profesional es algo que realmente disfruto y no me veo abandonándola por completo. Pero lo que sí comparto con muchas personas es el deseo de llegar a esos años con buena salud –la mejor posible, considerando la edad– y con un respaldo económico que cubra mis necesidades y me permita uno que otro gusto.

retiro

Desde que inicia nuestra vida laboral podemos buscar formas de asegurar el porvenir. Una de ellas son los Sistemas de Ahorro para el Retiro, que nos permiten destinar un porcentaje de nuestros ingresos a un fondo del que podamos hacer uso al jubilarnos. Todos los trabajadores, sean asalariados o independientes, tienen la oportunidad y el derecho a crear estos fondos. En el caso de los empleados, es la compañía quien hace las aportaciones y determina el porcentaje de las mismas; no obstante, el trabajador puede hacer aportaciones voluntarias para incrementar el fondo. Por su parte, los profesionistas independientes pueden abrir su propio fondo de ahorros y hacer sus contribuciones.

Otra opción en la que se piensa con frecuencia es invertir en bienes raíces, que luego podrán venderse o alquilarse. Sí, es el clásico sueño de “vivir de tus rentas”, y la verdad es que se antoja mucho el poder disfrutar los beneficios que reporte una propiedad por la cual pagamos. Ahora bien, el proceso de inversión en bienes raíces no es tan sencillo como comprar una casa, mejorarla, darle mantenimiento y esperar a venderla por el doble de su valor. Una inversión inteligente requiere tiempo, investigación y análisis, y a menos que tu especializad sean las finanzas, lo mejor es que te asesores con un experto.

A continuación te presento algunas recomendaciones que te ayudarán a tomar una buena decisión en el mundo de los bienes raíces:

bienes-raices

  1. Deja que el tiempo haga su obra

Los inmuebles son bienes que se aprecian, es decir, que incrementan su valor con el paso del tiempo (siempre y cuando se mantengan en buenas condiciones y estén ubicados en zonas con plusvalía; más adelante explicaré este concepto). Expertos en consultoría inmobiliaria como Sandra Hendrix, directora de Coldwell Banker, señalan que para ver un incremento importante en el precio de un inmueble se deben esperar por lo menos dos años.

  1. Evalúa distintas opciones de crédito

Hay instituciones financieras que pueden prestarte hasta 80% del valor de la propiedad, con largos plazos para pagar. Parecería una buena opción, especialmente si no dispones de mucho capital, pero piensa cuánto tardarás en liquidar el inmueble. Si tienes la oportunidad de ahorrar, tal vez sea mejor que te comprometas con un crédito a mediano plazo, o que compres una propiedad más barata, la vendas en menos tiempo y así obtengas fondos para nuevas inversiones.

  1. Busca lugares con plusvalía

La plusvalía es el valor que en un inmueble puede ganar e incrementar, en función de aspectos como la demanda, la ubicación, los servicios o la calidad de vida. En zonas donde hay mucha oferta y competencia, o donde no existe una buena planeación urbana, la plusvalía es menor, mientras que los desarrollos inmobiliarios en lugares exclusivos y con buena infraestructura tienen mayores posibilidades de aumentar su precio. Un ejemplo de inmuebles con plusvalía en la Zona Metropolitana son los departamentos en Valle Escondido, que se construyen en el municipio de Atizapán de Zaragoza, Estado de México.

  1. Ten cuidado con las preventas

Hoy en día se encuentran departamentos en preventa por todas partes. Por lo general, las maquetas o los inmuebles de muestra son cautivadores, pero la obra terminada que te entreguen puede ser muy distinta. Si compras en preventa, revisa muy bien todos los términos del contrato y, sobre todo, acude con firmas reconocidas, que hayan dado pruebas de su buen trabajo.

Infórmate, analiza muy bien todas tus opciones de inversión y prepárate para disfrutar de una gran etapa de la vida.

Cómo encontrar al inversionista de tus sueños

Tener una idea innovadora, práctica y que solucione problemas o ayude a satisfacer necesidades básicas es sólo el primer paso en el camino del emprendedor. Y darlo no es fácil, aunque tampoco es tan extremadamente complicado como se cree (para muestra, consulta estas ideas y casos de éxito de emprendedores).

inversion-startupPero, como ya mencionaba, hay que ir más allá del plano de las ideas, pues sin duda queremos que nuestro proyecto se convierta en una fuente de ingresos viable, que nos permita vivir haciendo lo que más nos gusta.

Hay varias cosas por hacer antes de comenzar a trabajar en el negocio que queremos y, sobre todo, antes de que comiencen a llegar las ganancias. Hay que hacer un planteamiento claro del proyecto y diseñar un prototipo, si es el caso, estudiar el mercado y averiguar si el producto o servicio realmente tiene oportunidades de vender, hacer una investigación para definir el público al que se puede y conviene llegar, y pensar en estrategias publicitarias para darse a conocer.

Pero además de dichas tareas, que demandan la creatividad y el ingenio del emprendedor, debemos atender al tema de la obtención de capital. Se requiere de financiamiento para poner en marcha una empresa, eso todos lo sabemos, lo que no queda tan claro es cómo podemos obtenerlo.

Los préstamos y créditos son las opciones financieras a las que más se recurre para obtener capital e impulsar un negocio. Los bancos y las instituciones financieras ofrecen distintos productos, con tasas de interés variables y que se ajustan a las necesidades de diversas empresas. Con el apoyo de un asesor financiero se puede elegir el plan que más convenga y obtener liquidez sin contraer una deuda imposible de pagar.

Pero hay otra posibilidad que puede ser atractiva y es la búsqueda de inversionistas. Este proceso, que también se conoce como levantamiento de deuda, implica el vincularse con fondos de capital para emprendedores, que se interesen por la empresa o el proyecto de negocios y estén dispuestos a invertir en ello.

Encontrar a un inversionista es una tarea que requiere disciplina y constancia; disciplina para organizar y presentar la iniciativa de la mejor forma posible, y constancia para investigar y valorar los distintos tipos de fondos que existen. Para facilitarte un poco el proceso, hemos preparado estas recomendaciones, que te ayudarán a encontrar al inversionista de tus sueños.

contacto-inversionistas

  1. Define lo que necesitas

Sí, está claro que necesitas dinero, pero ¿cuánto?, ¿a qué lo destinarás?, ¿qué compromisos puedes establecer a cambio de la inversión? Tus respuestas son fundamentales para elegir el tipo de fondo que te dé mayor valor.

  1. Dialoga y entiende a tu inversionista

Un error común es no distinguir entre un acreedor y un inversionista. El primero es un particular o una institución que puede ofrecerte un crédito, a cambio de ciertas garantías de pago y a partir de una determinada tasa de intereses. El segundo es un socio potencial, que no te presta dinero para cobrar un interés, sino que apoya tu proyecto porque le parece viable y quiere tener algún tipo de participación en tu compañía.

  1. Busca un valor agregado

El dinero no lo es todo, ni en la vida ni, por extraño que parezca, en los negocios. Cuando evalúes un fondo no sólo consideres la cantidad que puede invertir, sino el valor agregado que puede aportarte: conocimientos, experiencia, visión de negocios. Si basas la relación con tu inversionista en factores como estos, podrás establecer un vínculo más fuerte y duradero.

  1. Solicita orientación

Puede que tu fuerte no sean las finanzas y esto es perfectamente comprensible. Cada emprendedor es experto en su ramo y no tiene por qué gastar energías en actividades con las que no se siente muy cómodo. Por ello existen empresas como Zimma, que asesoran en los procesos de levantamiento de deuda.

¡Nos invaden! Bueno, ya nos invadieron hace tiempo

Hace un par de semanas pasé por mi hermano, pues teníamos una reunión familiar y ya de camino lo acompañé a recoger documentos de uno de los almacenes que tiene la empresa donde trabaja. Entramos y esperé por unos minutos mientras él se desocupaba.

estibaMe puse a curiosear y me llamó la atención que estaban cargando un camión con unos palets con cajas y vi que el encargado de llevar el control veía la carga y les decía “¡Completo!” y los estibadores lo cargaban.

Primero pensé que el tipo tenía muy buen ojo, porque apenas veía el palet con la carga y les confirmaba, cosa que no me pareció lógico.

Después de observar detenidamente, me di cuenta de que el encargado observaba una lucecita verde que se encendía en un tablero y así completaba su magia.

Sin embargo, ¿la lucecita cómo sabía que estaba completo?

En eso llegó mi hermano y me aclaró en un instante que la plataforma sobre la que ponen la mercancía para subirla al camión tiene una báscula de piso… me quedé en las mismas.

Aclarando, las básculas de piso son como planchas disimuladas en el piso y en cuanto se coloca uno sobre ellas, da el peso o puede programarse e indicar si lo que está encima tiene el peso deseado. Fin de la magia.

Las únicas básculas de piso que conocía eran las que uno usa el primero de enero para hacer propósitos de año nuevo, debido a la forma en que comió uno en diciembre.

Después, ya platicando con calma, me enteré de que son toda una monería, porque las básculas pueden enviar los pesajes a una computadora y me pareció interesante la forma en que se integran estos aparatos a las computadoras.

Una vez enterado de esta forma de pesar y siendo un poco más observador, al hacer compras en el super, me dí cuenta de que las cajas registradoras en realidad son solamente computadoras, así simples como las que podemos tener en casa.

La diferencia radica en que tienen conectados varios dispositivos, como un lector de barras de mano, es el que está en las ventanillas de cristal sobre el mostrador del cajero, mismas que tienen una báscula para pesar lo que se coloque en ellas, un monitor, el cajón del dinero, la impresora de comprobantes y la selladora de boletos de estacionamiento

¡Uff! ¡Cuánto le pueden poner a una sola computadora!computadoras

Las observaciones continuaron y al siguiente día me encontré con un cajero automático al que le estaban dando mantenimiento y cuando le quitan el frente del mueble con todo y pantalla, ¡zas! una computadora.

También una como la de los cajeros, claro está con algunos accesorios distintos y mucho dinero, mas sigue siendo una computadora al fin y al cabo.

Finalmente, pensando qué más tiene solo una computadora detrás, recordé las taquillas de los cines, que ya no tienen a una señora con cara de encierro con un rollo de boletos en la mano, sino que es algún joven que nos muestra en una pantalla los lugares disponibles para que elijamos y nos imprime el boleto en ese mismo instante.

Esa tarde, después de haber hilado tantas observaciones que tenían un factor en común, llegué a mi casa y vi que mi flamante PC tenía conectado un monitor y un ratón… y me deprimí.

Se me pasó rápido, pues lo importante de esto es la versatilidad que tienen las computadoras hoy en día y que están presentes por doquier.

Sin duda la computadora es hoy por hoy un objeto que forma parte de nuestra vida diaria.

La Política Nacional de Vivienda con el objetivo de reestructurar la industria de la vivienda

En nuestro país estamos atravesando una crisis de la vivienda de interés social, la cual comenzó a gestarse en los últimos años, así como las nuevas visiones contenidas en la Política Nacional de Vivienda que anunció el Poder Ejecutivo Federal, en donde están generando una importante reestructuración en esta industria, que durante mucho tiempo fue liderada por grandes desarrolladores inmobiliarios capaces de colocar entre 25,000 y 50,000 casas por año.

casas-interes-socialBajo este panorama, se comienzan los trabajos para plantear una propuesta que incluye no sólo casas en zonas periféricas, sino un énfasis en los edificios verticales en zonas urbanas y más centrales, las grandes reservas territoriales se vuelven inversiones de largo plazo. Estos son, a grandes rasgos, los objetivos que se conceptualizan en La Política Nacional de Vivienda (PNV).

Es interesante observar que esta nueva propuesta se abre la posibilidad de que incrementen su participación empresas pequeñas y medianas, que en el pasado no podían competir por los créditos y subsidios, y por supuesto siguen en la jugada los grandes desarrolladores inmobiliarios.

Además, en los próximos años se afianzarán nuevos productos, de los que pueden beneficiarse empresas que no son constructoras, como en el caso de la venta de casas usadas, recuperación de casas abandonadas, remodelación y ampliación y hasta renta de casas y departamentos.

desarrollosComo se trata de una industria intensiva en capital, las mejores opciones serán para quienes puedan generar inteligencia financiera innovadora, flexible, de largo plazo y con costos más bajos.

Ahora bien, tenemos por el otro lado desarrollos que dentro de su propuesta de negocio es la de construir inmuebles con estándares más altos, donde el lujo y el confort son esenciales para cierto sector de la población.

Gracias a este estudio de la Política Nacional de Vivienda, siguen en el juego los desarrollos que ofrecen alternativas para este sector en lugares exclusivos.

Y también gracias a los datos que arrojó, se obtienen datos interesantes que ayudan a la creación de soluciones que se ajusten a las necesidades y requerimientos de la sociedad, de acuerdo tanto a una región particular del país como al sector económico que se desee impactar.

En este sentido, tenemos por ejemplo en la ciudad de la Cuna de la Independencia que continúa el boom en su crecimiento empresarial y esto está moviendo a más personas a vivir en esta hermosa ciudad, por lo que se requieren nuevos espacios de vivienda y es así donde se están construyendo y generando la venta de departamentos en Querétaro, que son justamente las construcciones verticales lo que más se está requiriendo.

Bajo este panorama, propuestas como la del complejo de departamentos que ofrece Mira Diamante se ajustan perfectamente a personas que buscan altos estándares, comodidad y una gran variedad de servicios.

Este complejo se encuentra ubicado justamente en Zona Diamante, en la Av. La Salvación 701, en Querétaro. Aquí se yerguen dos enormes torres, en donde sus 62 departamentos exclusivos tienen una hermosa vista hacia la ciudad.
queretaro

Es un complejo pensado en otorgar comodidad a sus residentes, ofreciéndoles una gran diversidad de amenidades sociales y servicios, tales como gimnasio, business center, alberca, sala de masajes, salón de eventos. Cuenta también con bodegas personales, estacionamiento techado y vigilancia.

De esta forma, el estudio de la Política Nacional de Vivienda está apoyando a la planeación y ejecución para otorgar viviendas a la población de acuerdo a su sector económico y a su zona de requerimientos.

El idioma que te abre las puertas del mundo

No es ningún misterio; hablar más de un idioma es básico para cualquier actividad profesional, comercial o financiera que se lleve a cabo, porque hoy en día la idiomasinformación relevante llega de todas partes del mundo y no podemos quedarnos con una sola fuente. Entre los distintos idiomas que podemos aprender para enriquecer nuestra preparación, el inglés es uno de los más importantes; para los emprendedores mexicanos –y me atrevo a decir que para los de todo el mundo- es básico estar al tanto de la situación económica y política de los Estados Unidos, al ser ese país uno de nuestros principales socios comerciales. Y en el ámbito internacional, el inglés abre las puertas ante cualquier situación; tal vez no podamos aprender el idioma de cada país que visitamos, pero siempre podremos encontrar a una persona que sepa inglés y pueda orientarnos.

Sí, todo esto ya lo sabemos y no necesitamos de muchos argumentos para convencernos de que es cierto. Lo que a muchos nos falta es tiempo para asistir por lo menos a un curso de inglés básico. De ahí que aun en las cúpulas empresariales existan carencias en lo que se refiere al dominio de otros idiomas. Por fortuna, la tecnología y los nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje han permitido diseñar alternativas para estudiar idiomas que pueden satisfacer las exigencias de los ejecutivos más ocupados. A continuación comentamos algunas de ellas.

Cursos en línea

cursos en lineaInternet nos facilita la vida en muchos aspectos y el aprendizaje no es la excepción. Para las personas que no tienen tiempo de trasladarse a una escuela y pasar un par de horas en el aula, pero cuentan con acceso a internet y pueden dedicar unos minutos para navegar, los cursos en línea son la mejor opción. Por lo general, están organizados en módulos que cada usuario estudia y concluye a su propio ritmo; se puede acceder en cualquier momento del día e invertir el tiempo que sea posible. Los mejores cursos en línea incluyen aplicaciones para resolver ejercicios, ejercitar la lectura y escritura e incluso conversar con los instructores o con otros estudiantes.

Cursos en la empresa

Si el ejecutivo no puede ir al curso, el curso puede ir a él. Este es el principio bajo el que operan algunas academias de idiomas, cuyos instructores van a las oficinas para impartir los cursos. Por lo general, se trabaja en grupos reducidos (máximo 10 personas) y hasta se puede tener un instructor personal. Es otra solución para quienes no pueden apartarse por mucho tiempo del lugar de trabajo, pero requiere del apoyo de la empresa para habilitar espacios y conceder tiempo a los cursos.

Cursos sabatinos o nocturnos

Algunos se sienten más cómodos con el sistema de aprendizaje en el aula. Se le puede considerar pasado de moda, pero lo cierto es que tiene sus ventajas; sobre todo, favorece la concentración, al dedicar un espacio y un tiempo determinados al estudio. Además propicia la interacción continua entre maestro y alumno y permite practicar con los compañeros. Para los ejecutivos que prefieren esta opción, están los cursos que se imparten en sábados o entre semana, después de los horarios laborales.ingles

Con estas alternativas se acabaron los pretextos para no actualizarse. Comiencen ya un curso de inglés y abran las puertas de la comunicación.

Para qué sirven los flejes

Si has recibido algún artículo frágil o delicado por mensajería, como un mueble armable de madera o una vajilla de cerámica, seguro te has encontrado con un embalaje tan cuidadoso y bien reforzado que hasta “sufres” un poco para abrirlo. Algo que puede acabar con mi paciencia es esa especie de cinta plástica o metálica con la que sujetan las cajas, para que éstas no se abran no desarmen. Suelen ser tan resistentes, por más que se vean delgadas, que no se les puede quitar de cualquier forma y hay que recurrir a las tijeras o al cutter.

Debo aclarar que cuando recibo un paquete con un artículo por estrenar o un accesorio para instalar en casa, me pongo como niño en 6 de enero y quiero sacarlo de su empaque cuanto antes. De ahí que los flejes (tal es el nombre de las cintas a las qflejeue antes me referí) me provoquen una auténtica ansiedad. Pero el hecho es que son estructuras muy útiles para empacar y embalar toda clase de productos. Antes se usaban lazos, cuerdas o cintas adhesivas para reforzar las cajas y dar mayor protección a su contenido; pero dichos elementos podían romperse o desatarse y si además de eso se presentaba cualquier alteración en uno de los lados de la caja, se corría el riesgo de que al momento de la entrega, el producto estuviera maltratado.

Los flejes se hacen con materiales que pueden resistir golpes, caídas y efectos corrosivos de sustancias químicas o agentes ambientales (además de que son a prueba de ansiosos como yo). Antes mencioné que se traba de estructuras de plástico o acero, pero en realidad su composición es más compleja. Estos son los tipos de flejes más empleados en la industria empacadora:

  • Fleje de polipropileno. El polipropileno es un tipo de plástico que se caracteriza por su resistencia, particularmente contra solventes químicos, ácidos y sustancias alcalinas. Obviamente, tampoco se puede romper manualmente, ni aunque se atore o reciba un tirón. De ahí que sea el más usado para reforzar cajas y paquetes.
  • Fleje de poliéster. Los flejes de poliéster termoplástico (PET) son más flexibles que los de polipropileno, pero igualmente resistentes. Tampoco son fáciles de romper y no se dañan con la humedad o el uso de productos químicos.
  • Fleje de acero. Es el más resistente de todos. Se fabrica en industrias siderúrgicas y también se aplica en ellas, ya que es el más resistente a la abrasión, la fuerza y los elementos químicos.

Para colocar los flejes se utilizan máquinas de operación manual llamadas flejadoras. También existen flejadoras automáticas, que facilitan el embalaje de todo tipo de paquetes y brindan una mayor tensión, así como un sellado uniforme.

La próxima vez que te llegue un paquete flejado, trata de no perder la paciencia y recuerda que gracias a ese refuerzo extra, tus artículos llegarán tal y como los viste al comprarlos y sin duda podrás disfrutarlos por mucho más tiempo.

Qué es, qué ventajas tiene y qué tipos de factoraje existen

En términos generales, se define al factoraje como una herramienta financiera que las empresas tienen a su alcance para transformar sus activos, sean estos cuentas por cobrar, facturas, pagarés, cheques, letras, u otros y obtener a cambio los recursos en líquido, es decir, en dinero efectivo.

Lo anterior se realiza a través de un contrato de cesión de facturas o créditos documentados entre el empresario y una empresa que se dedique al factoraje. En dicho contrato se pueden comprender cualquiera de los siguientes tres elementos: Financiamiento, Gestión Cobranza o Clasificación y calificación de clientes.

tipos-factorajeCon este tipo de herramienta financiera se lograría tener acceso a los siguientes servicios:

  • Liquidez: cuando las cuentas por cobrar son vendidas a la empresa de factoraje, la empresa que ha firmado dicho contrato le permite poseer efectivo inmediato para cubrir sus necesidades de capital y continuar con sus proyectos de trabajo.
  • Cobranza: aunado al punto anterior, la empresa de factoraje tiene la facultad para encargarse de las cobranzas, facilitando el pago puntual de las facturas.
  • Baja los costos de la empresa: Cada quien hace lo suyo, la empresa de factoraje realiza las tareas de cobranza y el apoyo administrativo correspondiente, mientras que la empresa con dicho contrato se encarga de su propia empresa.
  • No produce endeudamiento: Este es un diferenciador interesante que tiene esta herramienta con respecto a un banco ya que le entrega liquidez sin reflejar un endeudamiento en el Sistema Financiero.
  • Apoyo administrativo: La empresa de factoraje, como comentamos, se encarga de llevar todo el proceso de información sobre operaciones y gestión de cobranza mismas que son reportadas a la empresa que tiene un contrato con ellos.

Ahora que ya conoces qué es y cuáles son las ventajas del factoraje, analiza los tipos a los que puedes tener acceso y elige el que se ajuste mejor a tus necesidades:

  1. Factoraje sin recurso. Aquí la empresa de factoraje asume el riesgo de insolvencia de los deudores de su cliente (donde el cliente es la empresa que firma un contrato de factoraje)
  2. Factoraje con recurso. En esta modalidad es el cliente quien asume el riesgo de la insolvencia de los deudores.
  3. Cuando se habla en función del momento del pago de los créditos por la empresa de factoraje al cliente se distinguen dos tipos: el factoraje con pago al cobro y el factoraje con pago al cobro con una fecha límite. Por otro lado tenemos al factoraje con pago al vencimiento o a una fecha previamente establecida.

    En el factoraje con pago al cobro, la empresa de factoraje paga al cliente una vez ha cobrado a los deudores del cliente. En el factoraje con pago al cobro fecha límite, dicha empresa debe abonar el importe del crédito al cliente en la fecha límite convenida.

    En el factoraje con pago al vencimiento, la empresa de factoraje paga al cliente en la fecha de vencimiento de los créditos o a un vencimiento medio. Bajo la modalidad de pago a una fecha previamente establecida, el pago se efectúa en la fecha determinada que normalmente es el vencimiento promedio de las facturas que integran la remesa.

  4. Si hablamos por el lado de la financiación, se distingue el factoraje con y sin anticipo, dependiendo si el cliente recibe o no anticipos sobre los créditos cedidos, donde se aplica el interés por el adelanto de las cantidades. Dichas cantidades variará en función del plazo del anticipo y del riesgo que se asuma. Con lo anterior, hablamos de la solvencia del deudor y del importe del crédito en relación al de la deuda.
  5. Factoraje nacional o internacional. Cuando es nacional todos los elementos personales residen en el mismo país mientras que en el internacional, también conocido como factoraje de exportación, el cliente y el deudor residen en distintos países.

Bueno, con estos puntos expuestos a grandes rasgos tienes un panorama sobre el factoraje como una herramienta financiera para tu negocio. El siguiente paso es ponerte en manos de un especialista como lo es Unifin, para que te orienten en tu toma de decisiones. La idea es que tu empresa continúe en franco crecimiento y expansión.

Celebra como un líder

Ya está por concluir el año y en el mundo empresarial eso significa el cierre de otro ciclo de trabajo. Seguramente se conquistaron metas, se afrontaron obstáculos y retos, y quizá se registraron algunas pérdidas. Pero el calendario nos dice que todo eso va quedando atrás, no en el olvido, sino como un aprendizaje, y que también se inaugura un nuevo periodo para solucionar lo que se dejó pendiente y establecer nuevos objetivos.

En términos más “terrenales”, la proximidad del fin de año también significa que llega el momento de preparar la celebración de la empresa. Además de una tradición, con la que muchos trabajadores ya cuentan, esta fiesta es la ocasión para mostrar gratitud y reconocimiento a tu equipo. Recuerda que cada una de las personas que lo integran contribuyó a los logros, dio su apoyo cuando se presentaron los problemas, corrigió los errores y seguirá ahí para sacar adelante los nuevos proyectos. Por tanto, no veas la fiesta de fin de año como el gasto extra, el medio día perdido o el momento de riesgo en el que pueden aflorar las tensiones presentes en todo ámbito laboral. Considérala como una dinámica, más libre y relajada, para reconocer y motivar a tu equipo desde otra perspectiva.

Sabemos que la planeación de un evento como éste puede ser tan complicada y estresante como el hacer una presentación al cliente más severo. Por ello te presentamos algunas recomendaciones para que incluso en la fiesta, te mantengas como el líder que inspira a su equipo.

Sé coherente

Si la situación financiera o la carga de trabajo te obligaron a suspender un bono o a extender los horarios, pero luego tiras la casa por la ventana con la organización de una gran fiesta, darás mensajes contradictorios a tus colaboradores. Cuida que la celebración sea como todas las dinámicas y proyectos de trabajo, en el sentido de que esté acorde con la situación de la compañía. Si las cuentas no dan para grandes banquetes, opta por algo más sencillo, pero agradable y que propicie la convivencia, como unas taquizas a domicilio. Si el tiempo es el problema, toma una tarde para organizar un pequeño brindis, después del cual todos se vayan a descansar. En fin, lo importante es considerar la situación y adaptarse a ella.

Evita las tentaciones

Los expertos de la revista SoyEntrepreneur.com señalan que las fiestas y reuniones pueden fortalecer las relaciones laborales, pero también son momentos propicios para conflictos y malos entendidos. Lo anterior ocurre con más frecuencia cuando las bebidas alcohólicas fluyen libremente. No se trata de ser aburrido ni de que la reunión parezca fiesta de preparatoria, pero sí de comunicar la idea de que, ante todo, se está en un evento de trabajo que demanda cierta etiqueta. Es una ocasión para hacer pausa en la rutina, divertirse y conocerse mejor, pero no para caer en excesos. Evita los conflictos y no exageres con la cantidad de bebida que se ofrezca en la reunión. Es mejor limitarse al brindis y acaso a una copa de vino para acompañar la comida, que pasar momentos incómodos al día siguiente. Y lo más importante, sé el primero en dar ejemplo de moderación.

Promueve la creatividad

Como emprendedor, seguramente tratas de innovar en todo lo que haces y esperas la misma actitud de tu equipo de colaboradores. ¿Por qué no imprimir la misma creatividad en la organización de la fiesta? La comida o el brindis no son las únicas opciones. Dependiendo del número y la personalidad de tus colaboradores puedes pensar en una excursión, un evento deportivo, una visita a un lugar especial; en fin, el ingenio es el límite. Muestra apertura para recibir sugerencias de los demás y verás que así la organización resulta mucho más eficiente y agradable.

Mantén siempre tu capacidad de liderazgo y celebra un año más de éxitos en tu empresa.

Los domicilios virtuales, la nueva imagen de los negocios del siglo XXI

Si hay algo que me agrada de trabajar desde casa es esa sensación de libertad para manejarme dentro de mi tiempo, ritmo y mis otras tareas como esposa y mamá.

Ahora, mi centro de operaciones es mi computadora conectada a internet y mi escritorio. Esto se ha convertido en mi oficina virtual.

oficina virtualA mis clientes los contacto ya sea por teléfono o por las diversas opciones que ofrece Internet como Skype, Facebook, correo electrónico, en fin, no faltan los medios para comunicarnos.

Después de un tiempo operando bajo este esquema mi cartera de clientes y servicios se ha diversificado, por lo que ahora estoy reajustando todo mi concepto empresarial y para ello es necesario proyectar una excelente imagen sin incurrir en los gastos inherentes a un espacio de oficina físico.

Y nuevamente viene a mi auxilio Internet ya que por un costo mensual establecido, es posible obtener una dirección comercial profesional, un número de teléfono exclusivo contestado por una recepcionista local y la administración de correos y llamadas, todo esto gracias a los domicilios virtuales.

Además de lo que te expuse, el contar con un domicilio virtual te ofrece lo siguiente:

  • Prestigio: Por ejemplo, algunas de las direcciones comerciales de oficina virtual más populares en la Ciudad de México sería estar en zonas como Polanco, Reforma o Altavista, opciones que ofrece NetworkOficinas. Una de estas direcciones comerciales puede hacer maravillas con una imagen ante los clientes. Esto proyecta mayor profesionalismo y es un sitio en el que se puede causar una buena impresión cuando se requiera hacer reuniones con clientes o inversionistas.
  • perfil profesionalImagen más profesional: Cuando estas en casa, exista la posibilidad de que alguno de tus hijos pequeños llegue a contestar el teléfono cuando estás esperando la llamada de un cliente y resulta ser una pesadilla que tu conversación tenga como trasfondo una discusión de tus hijos a todo pulmón. Ya me ha pasado y no es muy cómodo que digamos.
  • Flexibilidad: Cuando tienes una oficina virtual puedes desplazarte e incluso tomar algún tiempo libre, con la seguridad de que nadie lo notará porque habrá una persona especializada recibiendo tus llamadas y tomando todos los recados.
  • Eliminar las distracciones: Aquí cada quien hace su trabajo, tú te enfocas en tu negocio y los responsables de la administración de la oficina realizarán todas esas tareas engorrosas que incluye la administración del lugar.

Después de lo expuesto, pensar en rentar una oficina o domicilios virtuales es una muy buena opción porque te ahorra todo el proceso engorro y costos de operar una oficina física donde es necesario administrar el personal de soporte, equipar y mantener la oficina. Y esto es apenas una pequeña porción de una larga lista de actividades.

Y para poner las cosas más atractivas, el costo mensual es realmente ridículo ya que dependiendo lo que necesites y el lugar en el que desees instalar tus oficinas virtuales el rango de la renta va desde $1000 a menos de $2000 pesos mexicanos.

Sí, has leído muy bien, entre $1000 y $2000 pesos mexicanos, nada que ver con los gastos operativos e inversión de tiempo que un espacio físico requiere y mucho menos en zonas como Polanco, Reforma o Altavista.